Haz clic en este café, que huele mejor

Haz clic en este café, que huele mejor

Que el comercio electrónico ya es algo totalmente asentado lo sabemos todos los que somos aficionado a darle al clic sin sufrir colas ni desplazamientos y al mejor precio. Que el ecommerce de alimentación es algo que ya se va asentando es algo que nos olemos ya desde hace un tiempo, más aun con el nuevo reglamento europeo1169 sobre el etiquetado de alimentos, especialmente aplicable al comercio electrónico.

El olor en el ecommerce de alimentación

Pero lo que no nos olíamos es que dentro de no mucho tiempo podremos oler a través de internet… y esto para el ecommerce de alimentación es realmente electrizante.

Los responsables de este sorprendente invento son estudiantes de Harvard dirigidos por “Le Laboratoire” parisino y Ophone es el nombre del nuevo cacharrito que hará las delicias de las más exquisitas narices del ciberespacio.

Y cómo será de relevante para la alimentación online, que el primer olor en el que se están centrando para desarrollar el Ophone es el delicioso, acogedor y familiar aroma del café.

Sí, es cierto que la aplicación de esta tecnología se adivina aún muy lejana, sobretodo para reproducir con exactitud el olor de un puchero de garbanzos y distinguirlo de una escudella catalana antes de añadirlo al carrito de la compra con olor a mimbres de la abuela. Pero lo que también es cierto es que el ecommerce de alimentación va cogiendo fuerza y propuestas como esta no hace más que reafirmar que nos dirigimos a una normalización de este tipo de comercio. ¿O hace 20 años alguien soñaba con hacer clic y que apareciese el Quijote en un kindle?

Con gente creando este tipo de tecnología, se aplique finalmente o no, no vamos a dudar ya de que el destino del comercio electrónico de alimentos frescos, preparados, secos… es la normalización absoluta.

Para los que apuestan por ello, el camino a seguir es trabajar y confiar en que esa normalización va a llegar pronto, que hay que hacerlo lo mejor posible y si es antes que nuestro vecino, mejor que mejor.

 

Si no, que le pregunten a las grandes editoriales a ver qué piensan de Amazon.