Liderazgo británico en los e-commerce de alimentación

Liderazgo británico en los e-commerce de alimentación

Quizá la falta de una gastronomía popular potente y arraigada como la mediterránea o los aspectos climáticos que hemos puesto de relieve en un post anterior, o simplemente por esa vocación innata para ir a contracorriente y marcar tendencia, el caso es que los británicos suelen ser líderes en Europa en aspectos relacionados con la tecnología así lo es tanto en el comercio electrónico en general como en el de alimentación en particular. ¿Por qué? Lejos de dar una sentencia definitiva si podemos aportar algo de luz con algunos datos…

Basta con asomarse un poco a sus cuatro principales cadenas de supermercados, concretamente a sus plataformas de venta online : Tesco, Asda, Sainsbury y Waitrose a las que habría que añadir Ocado un supermercado exclusivamente online (hecho poco habitual en el resto de Europa) que se atreve a afirmar en su publicidad ser “más barato que Tesco”.

Hagamos un ejercicio práctico, entremos en cualquiera de las tiendas online de los 4 grandes del Reino Unido y luego comparemos con el líder español y que también es uno de los grandes a nivel europeo (mercadona.com). Cualquier comparación sería poco menos que cruel, ¿qué ocurre?, ¿tan mal está el desarrollo de web en España? pues simplemente que Mercadona no ha necesitado por el momento de la venta online para afianzarse en el top 50 de retailers a nivel mundial y en las Islas británicas la batalla del crecimiento se está jugando ya frente a las pantallas de los dispositivos digitales.

Porque no basta con poner una página y vender lo mismo que en el supermercado de proximidad, es una cuestión de hacer una apuesta firme y decidida que vaya más allá de estar por estar, por dar un servicio más… El esfuerzo por ampliar las gama y las líneas de producto hasta el límite y ofrecer productos de cualquier parte del mundo a buen precio es apreciado por los consumidores

Tampoco podemos obviar otros factores como el despliegue de servicios de banda ancha de los hogares en todo el Reino Unido, con la mayor proporción de consumidores de Europa y de uso regular de la tecnología de Internet. Dispositivos de tableta y teléfonos inteligentes han estimulado a todos los competidores para crear aplicaciones online innovadoras: las webs responsive, la tecnología móvil, con una gran preocupación por ofrecer apps de calidad así como la amplia cobertura y opciones supercompetitivas en cuanto al precio en distribución ( 3 libras al mes en Tesco) , han provocado que los líderes del mercado británico sean capaces de proporcionar servicios de calidad a una amplia base de clientes.

¿Y qué ocurre cuando los grandes tiran del carro? Pues que los pequeños se ponen las pilas en busca de los pequeños nichos que surgen inevitablemente al abrigo de cualquier mercado maduro.

Aunque tengan escasa relevancia en el volumen total del mercado, si éste es grande a nivel de facturación, las migajas desdeñadas por los líderes pueden ser copiosos festines para los pequeños. La especialización ha ido aumentando su presencia en los últimos años como una serie de pequeñas empresas que aprovechan las oportunidades para llenar las lagunas en el mercado en términos de productos orgánicos, de requisitos dietéticos , planes de dieta saludable, etc.

El caso es que además, según los últimos informes, el mercado de la alimentación online en Reino Unido tiene aun margen de crecimiento y casi duplicará en valor durante el próximo período de 5 años, entre 2014 y 2018. Una buena oportunidad para todos los productores y distribuidores europeos que con la entrada en vigor en diciembre de 20124 del Reglamento 1169 sobre etiquetado de información nutricional en alimentación online seguro van a ir tomándose muy en serio su oferta de productos en la red.