Datos interesantes para los e-commerce de alimentación

Datos interesantes para los e-commerce de alimentación

Volviendo de nuevo a los datos estadísticos de e-commerce en el sector de alimentación, nos encontramos con un estudio hecho en USA por la consultora norteamericana BI Intelligence.

En este nuevo informe, BI Intelligence analiza por qué el negocio de la alimentación ha resultado tan difícil de empresas de comercio electrónico – desde la reticencia de muchos consumidores, a los complicados y caros costes logística – y  de qué manera se están desarrollando otras estrategias por parte de las nuevas empresas de comercio electrónico y las grande empresas de tecnología de renombre mundial.

En cualquier caso, según el estudio, entre 2013 y 2018, las ventas de alimentación online crecerán en un del 21,1%, llegando a casi 18 mil millones a finales del período del pronóstico. Por comparación, las ventas de comida por el canal offline se incrementará en un 3,1% anual durante el mismo período. Visto así, son datos esperanzadores tanto para fabricantes como para distribuidores, pero sobre todo para los “pure-players” que solo venden online.

Está claro que los hábitos de compra están cambiando, y los usuarios de e-commerce son cada día más. Mientras tanto, gigantes tecnológicos como Amazon están liderando una estrategia tendente a reducir la costosa infraestructura de entrega que ha venido lastrando hasta la fecha al mercado de alimentación en comercio electrónico.

 

Estas son algunos de las conclusiones clave que se desprenden del informe:

 

  • Hay una serie de inconvenientes para la compra de alimentos online que persisten y persistirán tanto para los consumidores y las empresas, tales como el coste y la complejidad de la logística, gastos de envío, y la calidad y frescura de los pedidos. Para que la tienda de alimentación online pueda ofrecer la frescura que los consumidores demandan, tienen que ser capaces de entregar los pedidos rápidamente, manteniendo las propiedades intactas en los alimentos perecederos.

 

  • Por contra también hay ventajas de hacer la compra online:  La capacidad para acceder a una gran selección de productos. Sólo el 15% de los adultos estadounidenses han comprado artículos generales de alimentos online, pero el 25% dijo que han comprado alimentos y bebidas más especializados en el canal online, que son difíciles de encontrar en su supermercado habitual.

 

  • Nuevas startups que salen al mercado centradas en nichos especializados de comida preparada están innovando en el mercado online al ofrecer servicios que realmente se diferencian de las tiendas de supermercado tradicional. Al menos, en USA, (otra cosa sería en Europa) estos servicios podrían cambiar la forma de comprar comida.

 

  • Las grandes firmas de la tecnología – Amazon, eBay y Google – están empezando a ofrecer y promover los servicios de entrega en el mismo día. Dado que los consumidores se acostumbren a la conveniencia de pedir algo en línea y recibir el mismo día, la tienda de comestibles de comercio electrónico puede beneficiar también, con las personas más propensas a comprar alimentos que saben que van a obtener rápidamente. Si bien la entrega el mismo día viene con un incremento de precio sustancial, el 25% de los encuestados de la llamada generación de los “Millenials” dijo que pagaría un sobrecoste si al entrega es en el mismo día.

 

El informe es sobre el mercado americano, ¿Y qué puede suceder en el mercado europeo una vez ya ha entrado en vigor el RG 1169 sobre etiquetado de alimentos?. Si bien cada mercado tiene sus particularidades y dentro del europeo, incluso existen grandes diferencias entre unos países y otros, es innegable que el ascenso del canal online en el sector de la alimentación es imparable y bien harán tanto productores como fabricantes en adaptar y actualizar sus plataformas e-commerce y sus catálogos electrónicos a la nueva realidad por lo que pueda pasar.